Inicio » Noticias » Cargar una mochila de manera inadecuada puede ocasionar serios problemas en la columna

Cargar una mochila de manera inadecuada puede ocasionar serios problemas en la columna

web

El Programa de Kinesiología del PRIS, perteneciente al Ministerio de Salud Pública, a cargo de la doctora Rossana Chahla, viene trabajando en la prevención acerca de los cuidados que hay que tener cuando un niño carga su mochila. Ahora, con el comienzo de las clases, estas acciones se multiplican y se realiza promoción en el marco del Plan Escuela Verano.

Todos los programas del PRIS trabajan en conjunto y coordinan las acciones de kinesiología. Apuntan sobre todo a los niños de primaria, que son los que absorben rápido las enseñanzas porque lo que ellos aprenden, después lo replican en sus casas y sirve también para hacer eco en sus familias. Así se trabajó, por ejemplo, con el correcto lavado de manos. En este caso, el tema es la carga de la mochila.

En enero comenzó el Plan Escuela de Verano y Plan Verano, con el objetivo de salir a la calle y acercar a la gente todo lo que respecta a promoción y prevención en salud. “La idea es adelantarnos a lo que es el tratamiento”, aseguró la referente del Programa de Kinesiología, licenciada Liliana Dora Perret. Con respecto al tema de la carga de la mochila en los niños, la especialista dijo que es un tema serio. “Esto se planteó en Estados Unidos, con estadísticas acerca de la cantidad de consultas que había por dolores de columna, por eso llegaron a rever su uso”, avisó.

Perret explicó que deben ser mochilas de telas deportivas, que son de mucho menor peso. Si se usan las que se cargan, las cuerdas deben ser anchas y no tan largas; más o menos hasta la cadera. “El elemento más pesado de la mochila tiene que estar contra la espalda del niño y el peso en general no debería superar el 15 por ciento del peso del nene que la va a cargar”, agregó. Además, aconsejó utilizar en la medida de lo posible las que tienen cuerdas que se ajustan a la cintura, ya que el peso no va a los hombros. En el caso de las bandoleras, la cuerda debe ir cruzada, de manera que el niño no se incline al llevarla. “Lo ideal es que el peso esté distribuido y que la columna se mantenga lo más recta posible. Pos eso es que no deben ser usadas de un solo lado”, afirmó la licenciada.

Las mochilas con carrito deben ser con regulador de altura para la manija, según manifestó Perret. “Lo que corresponde es que la persona se mantenga en forma recta y que solo la mano con la que la lleva esté apuntando hacia atrás. De ninguna manera hay que rotar la columna. Siempre mirando al frente”, culminó.

Galería de fotos