Inicio » Hospitales » Hospital Juan M. Obarrio

Hospital Juan M. Obarrio

Productividad

Este nosocomio fue durante años un servicio de salud monovalente, dedicado exclusivamente a la atención de pacientes con patologías mentales severas. A partir de la promulgación de la Ley Nacional de Salud Mental Nº26657, en al año 2010, la institución inicio un proceso de cambio, con la idea de externalizar al paciente crónico con trastorno mental severo (TMS) y tratar de integrarlo nuevamente a la familia y a la comunidad. Para lograr este objetivo se crearon estructuras nuevas como el Departamento de Rehabilitación, que tiene a su cargo los hospitales de día en TMS, infanto-juvenil y para adicciones, todos ellos con asistencia y tratamiento integral ambulatorio. En esta misma área funcionan las Unidades de Externación e Inclusión Social.

Ofrece en el área ambulatoria consultorios externos de psiquiatría, psicología y clínica médica. Posee, además, un sector preparado para internación en crisis y salas de internación abreviada.

Tiene consultorios clínico, odontológico, nutrición y laboratorio.

Prestaciones

  • 6 salas de internación
  • 1 guardia
  • 29 CE
  • 90 camas en habitaciones dobles y/o triples debidamente equipadas

Próximamente se inaugurarán 32 camas para mejorar las prestaciones a pacientes con adicciones.

Posee un servicio donde profesionales del hospital viaja al de Leales (psiquiatras y psicólogos) y al CIC de Monteros. Además se realizan visitas domiciliarias a pacientes.

Cuenta con un Hospital de Día, ubicado en Lamadrid 1428, otro sector de la ciudad, con consultorios externos de psiquiatría, clínica y nutrición.

El SESMI

El Servicio de Salud Mental Infantil perteneciente al Hospital J. M. Obarrio; es un servicio público de salud mental que ofrece tratamiento interdisciplinario a niños y niñas de hasta 15 años. Está ubicado en el predio del Hospital Obarrio en donde funciona desde el año 1991 y recibe consultas de diversas problemáticas psicosociales, atendiendo a niños de toda la provincia de Tucumán.

Ofrece, dentro del marco de la Ley Nacional de Salud Mental (2010) atención ambulatoria programada en distintas áreas clínicas, evitando innecesarias internaciones, fracasos escolares, marginación social, etc. Fomenta los vínculos saludables de los niños con sus padres, sus pares, las instituciones educativas, y el desarrollo particular de cada niño que consulta.