Inicio » Hospitales » Hospital Obarrio » Síndrome de Asperger: cómo afecta a los niños y su tratamiento

Síndrome de Asperger: cómo afecta a los niños y su tratamiento

Se encuadra dentro de la condición del espectro autista y presenta una alteración en el neurodesarrollo.

El síndrome de Asperger es muy difícil de prevenir o evitar porque hasta el momento no se conocen todos los factores. Se caracteriza por una serie de síntomas en donde los niños no buscan la interacción social ni jugar con sus pares, tienden a estar más solos, poseen por lo general un lenguaje muy correcto pero tienen dificultad en el entendimiento de los códigos sociales como interpretar gestos físicos.Lo que diferencia este síndrome del espectro autista es que son niños más inteligentes, que a veces tienen la intención de socializar pero se dan cuenta que no pueden porque no comprenden, y eso se transforma en un sufrimiento para ellos.

Dra. Abigail Grosvald – psiquiatra infanto-juvenil del Hospital Obarrio

“Esta enfermedad no tiene cura pero puede mejorar. El tratamiento es generalmente con un equipo terapéutico compuesto por una psicóloga, fonoaudiologa, terapista ocupacional porque a veces tienen dificultades motoras y necesitan realizar adaptaciones curriculares, porque son chicos que pueden aprender pero de otra manera”, detalla la psiquiatra infanto-juvenil del Hospital Obarrio, Abigail Grosvald.

Dentro de los signos de alarma a tener en cuenta son: la falta de contacto visual, tendencia al aislamiento, al juego repetitivo, aleteos de brazos, y lenguaje repetitivo.

Cabe destacar que, estos pacientes solamente reciben medicación si presentan una alteración comórbida, que sería un trastorno de la conducta severo. A veces también tienen síntomas de tristeza o depresión porque se dan cuenta de la enfermedad que padecen o incluso se autoagreden; únicamente en estos casos son medicados.

Por mayor información o pedir una interconsulta médica, la comunidad puede dirigirse a los siguientes efector del Sistema Provincial de Salud: hospitales Avellaneda, Eva Perón, del Niño Jesús, y Obarrio.